Scanner XXI

Friday, May 26, 2006

Hoy se acaba el mundo... y mañana también


Salud
Por: Daniela Pavez Paredes
Históricamente la humanidad viene esperando el Apocalipsis. Generaciones completas sienten que ya han hecho todo y que pronto llegará el final; pero cabe preguntarse, qué significa realmente el fin del mundo para cada humano.
¿Qué pasaría si le diagnosticaran cáncer, sida, o una falla hepática fulminante? Probablemente la muerte sea parte de los pensamientos de cualquier paciente y las palabras del médico se transformen en el fin de cualquier plan de vida.
Llega la hora de seguir los protocolos y someterse a cirugías y radiaciones si el caso es cáncer, triterapia para el sida o un transplante para la falla hepática. Los médicos pueden hacer todo lo que sea posible pero inevitablemente caemos en el tema de la esperanza y la fe. El problema es que la ciencia aún no puede cuantificar sentimientos y poco se sabe como afectan en la recuperación de un paciente.
Algunos sicólogos y siquiatras plantean que el buen ánimo ayuda, otros médicos asumen el tema como puramente fisiológico. El mundo se puede acabar todos los días muchas veces, para algunos puede ser una enfermedad, para otros una gran tristeza o problemas laborales. Lo importante es que sepamos vivir de la mejor manera posible, mientras los médicos siguen buscando soluciones para que el mundo de cada paciente se acabe cada vez menos.

2 Comments:

  • ACPR dijo...
    Concuerdo con este artículo, porque conozco un caso muy cercano de una persona que esta desahuciada y no es grato saber que tienes los días contados, a pesar, de que lo único que tenemos seguro es la muerte. Este artículo sirve para reflexionar sobre lo que queremos de nuestra vida y como queremos vivirla para no “dar jugo” en el camino final…

    Por José Ignacio Catenacci Martín

    By Blogger Scanner, at 5:12 PM  

  • Interesante reflexión... Pero hay que tomar en cuenta "el mundo" que se abre cuando tienes un diagnóstico terminal, no todas las personas caen en depresión, muchas luchan por aclarar cosas pendientes o simplemente cambian su estilo de vivir, pensar y relacionarse. Es increible ver como cambia la forma de enfrentar la vida, y como muchas veces la esperanza lo es todo. Es ahi justamente donde los médico deben potenciar al paciente, pero con los pies en la tierra.
    Me ha tocado vivir muy de cerca el cáncer, en mi familia y con mis pacientes. Acompañadolos a ellos y a sus familias. Es eso lo más dificil, adaptarse a la situación. Ver como se apaga una persona, pero al mismo tiempo como va viviendo una proceso de duelo y de resolución de asuntos pendientes. Me hace pensar que a veces es necesario vivirlo para crecer.
    Lamentablemente por nuestra biología celular tenemos la tendencia a tener mutaciones y tumores. En la célula son muchos los puntos de control para que se duplique el ADN sin fallas. Basta que uno solo de estos puntos no funcione para que aparezcan tumores, cáncer y el cambio de vida.
    Por último, todos nosotros sabemos que algún dia moriremos... y no sabemos cuando ni cómo. Una persona terminal sabe de que podría morir, pero no sabe como. Por lo tanto el mundo cambia, pero no se acaba.

    By Blogger Pato, at 8:57 PM  

Post a Comment

<< Home